Agatha castigó sin clemencia a Centroamérica

Los guatemaltecos fueron los más castigados

Los guatemaltecos fueron los más castigados

La tormenta tropical Agatha provocó 200 muertes en Centroamérica, sobre todo en Guatemala, donde hay 156 víctimas fatales, 103 desaparecidos y 147 heridos. En ese país los damnificados, según cifras oficiales, llegan a 137 mil, de los cuales más de 79 mil siguen sin poder retornar a sus hogares, mientras que otros miles han comenzado un lento regreso a sus casas, muchas de ellas con daños importantes. El temporal produjo la muerte de 17 personas en Honduras y de otras diez en El Salvador.

“Como dejó de llover vamos a ver cómo retiramos todo el lodo que se acumuló en el camino de la entrada a la casa, pues ayer (martes) no pudimos pasar a ver cómo están nuestras cosas”, declaró a la prensa Julio Figueroa, frente a cuya vivienda pasó una correntada de lodo que bloqueó el ingreso.

Figueroa vive en el kilómetro 32 de la ruta al Pacífico, una de las áreas más afectadas por las lluvias torrenciales. El presidente Alvaro Colom, quien hizo un llamado a no politizar la entrega de ayuda a los damnificados, dijo que se están repartiendo 685 toneladas de alimentos en los 318 albergues habilitados, con asistencia de avionetas privadas. También anunció la instalación de un Centro de Coordinación de Asistencia y Ayuda Humanitaria, donde se concentrará la colaboración enviada hasta el momento por 18 países.

Estados Unidos y México ofrecieron apoyo de aeronaves, mientras que la Unión Europea aportará dos millones de euros (2,4 millones de dólares), Brasil 20.000 toneladas de maíz y 5000 de arroz; Argentina 16 toneladas de arroz; Cuba, una brigada médica, y Japón, 219 mil dólares para frazadas y colchonetas. Unos 105 millones de dólares serán destinados a la seguridad alimentaria y a la reconstrucción de viviendas.

Más de 150 poblaciones pobres siguen incomunicadas y sin asistencia por parte del gobierno, según denunció el Comité de Unidad Campesina (CUC). Según la entidad, esas poblaciones, en su mayoría aborígenes y ubicadas en las laderas de los cerros, han perdido sus viviendas y sus cultivos. Por su parte, la Asociación Guatemalteca de Alcaldes y Autoridades Indígenas y Municipios cuestionaron “la debilidad del Estado”, que “impide una acción de prevención y de reacción eficaz”.

“La Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred, que dependen del Estado), así como los ministerios, han jugado un papel marginal frente a la magnitud estructural de los problemas”, afirmaron los titulares de las alcaidías afectadas por la tormenta Agatha.

You can leave a response, or trackback from your own site.

Leave a Reply

Design: NewWpThemes | Powered By Medical Wordpress Themes