Republicanos no lograrían revocar reforma a la salud

Los Republicanos sufrirán la primera derrota del año

Los Republicanos sufrirán la primera derrota del año

Los esfuerzos republicanos por revocar la reforma al sistema de salud del presidente Barack Obama hallaron nuevos problemas el jueves, luego de que analistas de presupuesto estimaron el costo de revertir la medida en miles de millones de dólares.

La independiente Oficina de Presupuesto del Congreso estimó que la revocación de la reforma firmada por Obama el año pasado sumaría cerca de 230.000 millones de dólares al déficit antes del 2021 y resultaría en que 32 millones menos de personas tendrían seguro de salud.

Eso fue un golpe para la promesa de los republicanos de reducir el déficit de presupuesto federal.

La Oficina de Administración y Presupuesto de la Casa Blanca (OMB, por su sigla en inglés) dijo que el gobierno se “opone firmemente” a la aprobación de la ley de revocación, conocida como H.R. 2, diciendo que haría explotar el déficit y eliminaría los ahorros fiscales en el proyecto de reforma a la salud.

“Si al presidente se le presenta la H.R. 2, el la vetaría”, dijo la OMB en un comunicado.

Los demócratas, que aún controlan el Senado a pesar de la derrota en la elección legislativa del año pasado, prometieron que protegerían la reforma al sistema de salud, una victoria legislativa clave de Obama.

“Los republicanos deben entender que el proyecto de salud no va a ser revocado”, dijo el líder demócrata del Senado Harry Reid a periodistas.

“Nosotros estamos dispuestos a trabajar de cualquier forma que sea de naturaleza constructiva para mejorar el sistema en que se brinda cobertura de salud en nuestro país”, declaró.

La ley está diseñada para controlar los costos médicos, cubrir a millones de personas sin seguro y reformar las prácticas de las aseguradoras, incluso obliga a brindar cobertura a pacientes con condiciones preexistentes y otras protecciones a los consumidores.

La Cámara de Representantes, controlada por los republicanos, votará la revocación a la ley la próxima semana en lo que probablemente será un gesto simbólico dada la segura oposición del Senado.

En una estimación preliminar, la Oficina de Presupuesto (CBO, por sus siglas en inglés) dijo que revocar la reforma a la salud incrementaría el déficit presupuestario federal en unos 145.000 millones de dólares para el 2019. Esa cifra se elevaría a 230.000 millones de dólares para el 2021, indicó la CBO.

El nuevo presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, quien ha prometido reducir el déficit federal de 1,3 billones de dólares, no estuvo de acuerdo con las cifras.

“La CBO tiene derecho a su opinión”, dijo Boehner a periodistas. “Cuando uno lo ve dólar por dólar, puedes decir que las cifras no corresponden”, agregó.

El debate sobre la revocación a la reforma a la salud, otra promesa central de los republicanos durante la campaña el 2010, comenzará en la Cámara baja el viernes, y su votación está prevista para la próxima semana.

You can leave a response, or trackback from your own site.

Leave a Reply

Design: NewWpThemes | Powered By Medical Wordpress Themes